Una Vida Sin Canciones

Difícil imaginar una vida sin canciones. La música está ahí, a la vuelta, en cada latido de la madre naturaleza. Pájaros cantores, ríos susurrando mientras fluyen hacia el mar.

Albert_Bierstadt_-_Among_the_Sierra_Nevada,_California_-_Google_Art_Project

La especie humana ha cantado desde el principio de los tiempos. Pienso ahora en una vida sin canciones y me parece vacía, carente de emoción, privada de los recuerdos y sentimientos evocados por el canto.

PaintingSingingBird

A veces escucho una canción durante un rato y entonces, sin siquiera notarlo, se queda grabada en mi mente. Podría olvidarme de ella y no volver a preocuparme, pero luego, en un cierto momento, incluso días más tarde, viene a mí desde el último rincón de la memoria y enseguida comprendo que no se irá fácilmente. No puedo quitármela de la cabeza. Da vueltas en mi cerebro, sonando una y otra vez. Me hace sentir bien, sin embargo. Es como si crease un particular estado de ánimo muy apacible, provocando un sentimiento placentero, haciéndome sentir tranquilo y satisfecho. Y me encuentro a mi mismo disfrutando de la música y las palabras repicando en mi cabeza. A veces sucede que siento una necesidad urgente de escuchar la pista original otra vez y tengo que encontrarla y hacer que suene en mi reproductor de audio. Entonces se convierte en una experiencia extraordinaria ¡Es una sensación tan agradable! No sé por qué ocurre y supongo que es algo que nos sucede a todos, probablemente, en un momento u otro.

maxresdefault

Judy Garland en “El Mago De Oz” cantando “Somewhere Over The Rainbow”

Hay mucha gente que hace canciones para nosotros; cantantes, compositores, músicos… y todos ellos producen sonidos capaces de llenar nuestros corazones y nuestras almas. Por eso quiero expresar aquí mi agradecimiento a todos ellos y pido a todos vosotros, los que me leéis, que mostréis también vuestro agradecimiento por las canciones que os gustan. Porque nunca hay que dar nada por sentado… y es más, una vida sin canciones sería una vida perdida.

El Coleccionista Hipnótico

Pinturas:

  1. Albert Bierstadt “Among The Sierra Nevada, California” Google Art Project
  2. Carolina Wren “Thryothorus ludovicianus” en American Holly Ilex opaca. Copyright 2004, 2005 Carl W. Cole Personal Website.