Cruzando El Rubicón

Cesar Cruzando el Rubicón

Letras de las canciones del último álbum de Bob Dylan “Rough And Rowdy Ways”

Crucé el Rubicón el día 14 del mes más peligroso del año
En el peor momento en el peor lugar, y no parece que oiga hablar de otra cosa
Me levanté temprano para saludar a la Diosa del Amanecer
Pinté mi carruage, abandoné toda esperanza y crucé el Rubicón

El Rubicón es el Río Rojo, que deambula gentilmente mientras fluye.
Más rojo que tus labios de rubí y la sangre que mana de la rosa
Tres millas al norte del purgatorio, a un paso de la eternidad
Recé a la cruz, besé a las chicas y crucé el Rubicón

¿Qué oscuros días contemplo en este mundo tan deplorablemente descarriado?
¿Cómo puedo recuperar el tiempo, el tiempo tan ociosamente consumido?
¿Cuánto más puede durar? ¿Cuánto puede dilatarse esto en el tiempo?
Abracé a mi amor, agaché la cabeza y crucé el Rubicón

Siento los huesos bajo mi piel y tiemblan de rabia
Haré enviudar a tu esposa, no verás jamás tu postrera edad
Muéstrame a un hombre de bien sobre la faz de la tierra cuya frente resplandezca bajo el sol
Empeñé mi reloj, pagué mis deudas y crucé el Rubicón

Asentaré mi corazón arriba en la colina, allí donde pueda hallar alguna dicha
Si sobrevivo, déjame amar, deja que la hora sea mía
Toma el camino alto, toma el bajo, o sigue el mismo camino en el que estás
Llené mi copa, la compartí y crucé el Rubicón

Mancillaste la flor más hermosa de toda la feminidad
Otros podrían ser tolerantes, otros serían bondadosos
Peró yo te rajaré con un cuchillo curvo y te extrañaré cuando ya no estés
Me detuve entre el cielo y la tierra y crucé el Rubicón

No encontrarás felicidad alguna aquí, ni felicidad ni alegría
Vuelve al arroyo y prueba suerte, búscate un lindo mancebo joven y agradable
Dime cuántos hombres necesito y con quienes puedo contar
Me abroché el cinturón, abotoné mi abrigo y crucé el Rubicón

Siento el Espíritu Santo en mi interior y veo la luz que da la libertad
Creo que está al alcance de cualquier ser humano
Mantente lo más lejos posible, la oscuridad mayor es justo antes del amanecer
Giré la llave y la rompí y crucé el Rubicón

Dulce Mona, ¿Que si sigo pensando en ti? Sinceramente, creo que si
No podría ser nadie más que tú, que has llegado conmigo hasta aquí
La helada mortal ha asolado el sembrado y las hojas de otoño han desaparecido
Encendí la antorcha, miré hacia el este y crucé el Rubicón

El Coleccionista Hipnótico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s